HISTORIA

En mi viaje de intercambio a Inglaterra conocí a Rosemary, la hermosa señora dueña de la casa donde viví por poco más de 5 meses, en su casa la hora del té era un momento importante, la mesa se servía con elegancia, con teteras y tazas de porcelana, por supuesto no podían faltar las galletas, pasteles y la pequeña jarrita de leche.   A ella le conté de mi fascinación por el ritual pero mi disgusto por el sabor del té original, esto fue suficiente para que ella preparara para mi té de frutas con rodajas de limón y miel.

Cada tarde en casa de Rose, recordaba que cuando era una niña mis juegos favoritos ocurrieron alrededor de una vajilla de té, una tetera y sus tazas; ella me enseñó a disfrutar del té, a hacer del juego imaginario una ceremonia real … Mi ceremonia favorita. Desde entonces, en cada lugar que visito disfruto entrar en las pastelerías y los cafés para mirar postres, galletas, pasteles, no exclusivamente para probarlos, sino porque para mi son arte en un museo. Hoy mi casa está llena de teteras, encuentro un gran placer al servir la mesa, compartir con mis hijos el momento de la comida y hacerles sentir que los amo.

Esa es nuestra ceremonia diaria; mi forma de darles amor, hacerlos sentir importantes y decirles que en su hogar siempre encontrarán paz, que es su lugar seguro y su refugio.

¡My Cup of Tea, es la nueva historia de Little Prints Workshop! El tema de inspiración son las fiestas de té, las vajillas, las flores, la delicadeza, la elegancia de sus vestidos y accesorios. Esta colección está, como diría mi hermosa y recordada Rose, muy ¡POSH!

¿Would you like a cup of tea?

 

Connie Rodríguez H • Dirección Creativa

 

¿Necesitas ayuda?