HISTORIA

De niña me encantaban los rituales, servir el té, jugar a la cocina, deshojar las flores para pedir deseos o salir a jugar al jardín e inventar miles de historias. Particularmente en las noches para dormirme imaginaba ir a mi jardín, un jardín que sol existía en mi mente, nadie sabía de su existencia, era un jardín secreto y en el, yo era muy feliz!  Al entrar en el veía un árbol gigante, mientras caminaba olía el perfume de las flores,  el olor a la hierba, había un río con agua cristalina y allí me bañaba antes de cruzar el puente para tomar el té, era justo en ese momento que visualizaba mis sueños, mis deseos y todos mis anhelos, allí me encontraba con las personas que amaba y con un ser superior en el que sigo creyendo profundamente, todo era mágico y perfecto; así con mis ojos cerrados pronto caía en un profundo sueño.

A lo largo de mi vida, ese jardín ha sido muy importante, en el aprendí a crear, a buscar inspiración, aprendí a dejar mi mente volar, aprendí a soñar y ahora siendo grande veo como los sueños que tuve allí son una realidad. Enseñé a mis hijos a visitar su jardín secreto cada noche y hoy en la colección de primavera de Little Prints Workshop quiero compartirlo con ustedes, con cada una de nuestras pequeñas clientecitas, quiero mostrarles en cada prenda y en cada detalle de esta historia, mi jardín secreto y que ellas sueñen como yo lo he hecho toda la vida!

¡Acompáñenme a mi jardín secreto!

 

Connie Rodríguez H.

– LOOKS –